Mañana a las 20:45h tendrá lugar el partido que enfrenta al Real Betis Balompié y al Racing de Santander en la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, excelente oportunidad para los béticos de borrar los malos recuerdos de la edición pasada. Se vivirá en el Benito Villamarín un precioso reencuentro en el que los ahora santanderinos Jordi Figueras y Álvaro Cejudo, con pasado verdiblanco, tendrán la oportunidad de volver a casa por Navidad. Además, tanto Canales como Quique Setién, de origen cántabro, disfrutarán de nuevo viendo al equipo de sus amores en un estadio de Primera División.

Después de una victoria en campeonato liguero por la mínima, y con la no muy cómoda ventaja del 0-1 conquistado en El Sardinero, los de Setién llevan desde el lunes preparando el duelo copero. El míster cuenta, tras la vuelta de Canales por sanción, con todos sus efectivos, a excepción de una importante baja, la de Andrés Guardado, quien acusa una rotura en el isquiotibial que lo alejará de los terrenos de juego hasta principios de 2019. Este hecho supondrá, con casi toda seguridad, una nueva titularidad para Wilfried Kaptoum, centrocampista del filial bético que ya ha disfrutado de minutos con el equipo y salió de inicio en la ida, además de muchas otras rotaciones, inclusive en portería, de cara a descansar para el partido contra el Rayo el próximo domingo.

El Racing de Santander llega como líder del Grupo II de la Segunda División B, después de encadenar dos victorias seguidas, la última con 3 goles a favor. Es este acierto con el gol el que, precisamente, perseguirá con valentía el conjunto cántabro, según afirmó su entrenador Iván Ania en rueda de prensa. El asturiano confirma el descarte de Dani Segovia, baja sensible que se suma a las de Gándara y Kitoko, para no forzarle. Sin embargo, confía en la capacidad de su equipo de comprometer al Betis estando ordenados para no favorecer superioridades rivales pero también ejerciendo mucha presión.

La campaña pasada, a estas alturas de temporada, el cuadro verdiblanco disputaba su último partido liguero en la vuelta de dieciseisavos de final frente al Cádiz donde, pese a la ventaja por la mínima conseguida en el Carranza, el conjunto gaditano se sobrepuso y goleó a domicilio, consiguiendo así avanzar de ronda. Es por ello que el míster, Quique Setién, pide calma y concentración para evitar una noche como aquella del año pasado, pero también como la de la ida, donde el rival mereció y estuvo cerca de conseguir más. Pasar de ronda ayudaría a eliminar fantasmas y seguir enderezando el rumbo de un mal inicio liguero, y además conseguiría un hecho histórico: un Betis vivo en 3 competiciones a estas alturas de la temporada.

Deja un comentario