El mexicano se lesionó en el choque frente a la Real Sociedad en el Benito Villamarín y todo apunta a que no volverá hasta principios del nuevo año.

Las pruebas médicas a las que se ha visto sometido el jugador del Real Betis Balompié esta misma tarde revelan que el futbolista sufre una rotura de segundo grado en la musculatura isquiotibial de su pierna izquierda. Esto significa que estará, si no hay complicaciones, unas cuatro semanas apartado del primer equipo.

Por desgracia, la lesión muscular que sufre Andrés Guardado no es la primera de la temporada. En el encuentro de principios de octubre frente al Atlético de Madrid, también tuvo que ser sustituido al sentir el pinchazo. La lesión lo mantuvo fuera del equipo prácticamente un mes de baja. Esta situación significa que 'el principito' se perderá los encuentros de Racing de Santander en Copa del Rey; Rayo Vallecano, Espanyol y Eibar en LaLiga; y el viaje a Luxemburgo para enfrentarse al F91 Dudelange donde el equipo se juega ser primero de grupo.

A sus 32 años, Andrés Guardado es una pieza fundamental en el esquema de Quique Setién. En la actual temporada ha jugado quince partidos, once en primera división registrando dos asistencias en su haber; tres partidos en la UEFA Europa League y un partido de Copa del Rey. En su primera temporada, el número 18 jugó treinta partidos, registrando dos goles, y unas mas que decentes ocho asistencias en competición doméstica, números que demuestran la utilidad del mexicano para el míster.

Ante estas dos lesiones en un periodo tan corto de tiempo el jugador que se perfila como 'candidato' a suplir a Guardado es Wilfrid Kaptoum, quien tiene un estilo de juego similar al lesionado, si bien es cierto que el joven camerunés no ha participado mucho en los planes del equipo, (sólo el partido en El Sardinero frente al Racing de Santander) sería el más adecuado si no se quiere retrasar la posición de jugadores como Sergio Canales o Gio Lo Celso.

Deja un comentario