Sergio León no se pudo despedir del Benito Villamarín

El partido disputado ayer contra el Huesca fue el último de la temporada 2018/2019 en el Benito Villamarín. El encuentro acabó con una victoria del Real Betis Balompié, después de cinco partidos sin ganar, gracias a dos tantos del capitán, Joaquín Sánchez.

El equipo se despidió de la afición, que esta, aún descontenta con la temporada y pidiendo el cese del míster Quique Setién, aplaudió a sus jugadores tras finalizar el partido e incluso entonó el himno.

Uno de los futbolistas que no pudo despedirse fue Sergio León. El canterano no ha contado con suficientes minutos esta temporada y, ayer, como ya ha ocurrido varias veces en lo que va de año, no entró en la convocatoria. El cordobés, que tiene un preacuerdo con el Levante, saldrá este verano del club y el míster le privó del que hubiese sido su último partido como verdiblanco.

Así, el mismo jugador ha querido expresar su opinión en su cuenta de Instagram: ‘‘Un año duro y complicado tanto para el equipo por no conseguir el objetivo como para mí por la situación vivida», se puede leer. Además, ha aclarado por Twitter que la decisión de no jugar fue por decisión técnica y no porque el Levante se lo haya impedido.

Pero no es la primera vez que esto ocurre, pues ya en la temporada pasada también se le privó al máximo goleador del Betis, Rubén Castro, de despedirse de la que había sido su afición durante ocho años. El canario salió cedido en el verano de 2017 a China para incorporarse al Guizhou Hengfeng y a su vuelta en invierno tampoco contó con suficientes minutos e incluso se quedó fuera de la convocatoria varias veces. Así, en el pasado mercado estival, salió del club para jugar en la Unión Deportiva Las Palmas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *