domingo, agosto 18, 2019
Inicio Actualidad Pretemporada desilusionante a la vez que insignificante

Pretemporada desilusionante a la vez que insignificante

-

El Real Betis Balompié puso fin a su período preparatorio de pretemporada con la derrota por 1-0 ante el Deportivo de la Coruña en Riazor, donde el conjunto de Rubi añadió un capítulo más a la serie de partidos insulsos que ha disputado el conjunto verdiblanco y que deja en la afición una gran preocupación por el devenir de esta temporada.

Si lo analizamos desde un contexto genérico y con perspectiva, a lo mejor la preocupación se disminuiría, ya que se le ha dado paso a los jugadores de la cantera que han rayado a un nivel bastante notable, se le ha dado minutos a los nuevos fichajes y a los jugadores con los que se tenían dudas sobre su salida, y el cuerpo técnico ha podido sacar sus propias conclusiones.

Las derrotas contra el Sheffield United, Oporto (en penaltis), Puebla y la de ayer ante el Deportivo, dejaron un mal sabor de boca dentro del beticismo por un motivo que sobresale por encima de cualquier otro, y que, curiosamente, es compartido con las propias victorias que se han conseguido en pretemporada (ante Portimonense, Querétaro, Raja Casablanca y Las Palmas).

Podría ser la falta de fichajes, un delantero que anote los goles, un pivote de nivel que permita la liberación de Carvalho, un lateral derecho de nivel, incluso un segundo delantero. Pero lo cierto es que el problema va mucho más allá. El tema es futbolístico. El conjunto de Rubi tiene un desagravio y es que los jugadores no desempeñan con totalidad el rol que les pide su entrenador, con una identidad bastante similar a la de Quique Setién, pero con variantes de carácter físico, técnico y táctico que requieren un mayor esfuerzo del futbolista y parece que aún no lo tienen del todo asimilado.

La verticalidad a través de la posesión, el campo muy abierto, constante desborde de los extremos, centros continuados, llegadas desde segunda línea, rotura de lineas con pases verticales entre las propias del rival, llegadas de los extremos a línea de fondo, movilidad en el centro del campo… Son muchos factores propios del estilo con el que Rubi triunfó en el RCD Espanyol y que en el Betis, de momento, no los estamos viendo.

Esperemos que a falta de una semana para el comienzo de lo realmente importante, LaLiga Santander, en el Benito Villamarín ante el Real Valladolid, la mayoría de estos problemas (aunque es complicado) se hayan solventado y que el Betis consiga estrenarse con victoria en la competición nacional.

Artículos relacionados

1 COMENTARIO

  1. A una semana de que empieze la liga y seguimos sin delanteros, llegará en los últimos días y querrán que se adapte de momento sin pretemporada ni nada, echaran la culpa al español que por supuesto tiene parte, pero si ellos cabezones con la cláusula más cabezones Haro y cía. Para traerlo, en vez de ir a por otro mucho antes que llevamos sin delantera toda una temporada vamos, Loren no sirve, Juanmi desaparecido, Fekir sin ritmo, el equipo sin identidad en el juego, un entrenador que parece perdido y creo que va a hacer bueno a Setien, en fin luego desde la cúpula a subir los precios y a pedirle a la afición que responda, cuando tendremos a alguien que Le hierba la sangre y que haga que tengamos títulos y éxito? Nos os da nada que el cerdilla 🐷 y los cerdillistas 🐽 se ríen de nosotros?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

No te pierdas

Los números del traspaso de Borja Iglesias

El Real Betis Balompié y el RCD Espanyol cerraron anoche el traspaso al conjunto verdiblanco del delantero Borja Iglesias.
P