La posesión como seña de identidad

Buen trato de balón. Así se puede definir al Real Betis Balompié en su conjunto. No nos referimos solamente al primer equipo, que con la llegada de Quique Setién es un claro ejemplo de ello. Todas las categorías del club han adoptado una misma idea de juego. Una seña de identidad.

El papel mostrado por el Infantil B en la Liga Promises, una de las competiciones de fútbol base con mayor prestigio, es una muestra del estilo de juego que se pretende inculcar desde las categorías inferiores.

La salida de balón desde atrás como método para llegar a la portería contraria y hacer disfutar a todos los amantes del fútbol. Aunque los jóvenes verdiblancos no han podido ganar el torneo, quedándose a las puertas de la final, su papel no ha dejado indiferente a nadie.

Jugadores como Juan, mandando desde atrás y haciendo el papel de Marc Bartra en el primer equipo, junto a Álvaro Justo distribuyendo desde la zona central del campo han dado una lección de juego combinativo y de asociación. Sin olvidarnos del gran trabajo realizado por todos los integrantes del equipo y el cuerpo técnico comandado por Manuel Martínez, que fue elegido mejor técnico del torneo.

Pero esto no suena extraño para los béticos, que ya han podido ver en estos últimos años al Betis Deportivo de José Juan Romero con una idea parecida con pequeños matices. Una mezcla de talento individual con trabajo colectivo que está dotando al club entero de una seña de identidad.

Y el objetivo es claro: que los jugadores que vayan ascendiendo de categoría se identifiquen con un estilo de juego y puedan subir al primer equipo con unos automatismos asimilados.

Un trabajo de todo el club que están convirtiendo a la cantera del Real Betis Balompié en, ¿la próxima Masía? Quién sabe.

Foto vía: Real Betis Cantera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *