Actualidad

La mejoría física de la plantilla verdiblanca

La mejora que está sufriendo el equipo durante la presente temporada en el cambio físico de los jugadores es el reflejo del trabajo que realizan los preparadores del club.

El Real Betis Balompié, que está disputando una competición más que la pasada campaña, está trabajando mucho más el aspecto físico de sus futbolistas y eso se nota en los terrenos de juego. El equipo aguanta hasta los minutos finales de los partidos con una solvencia que otras temporadas no se vislumbraba.

El más claro y último ejemplo es la jugada de Canales en Cornellá. Velocidad y cambio de ritmo que hacen que el cambio físico del cántabro tras su llegada al Betis sea ya una realidad. También tenemos el ejemplo de Francis Guerrero que, cuando debutó con el primer equipo, necesitaba una mejoría a nivel físico, que ha logrado conseguir con trabajo estival para esta temporada.

Uno de los máximos artífices de este logro es Marcos Álvarez y el club lo tenía claro desde el día que aterrizó en Heliópolis, donde el pasado mayo el responsable del área de preparación física pasó a formar a la estructura del club de manera indefinida. La confianza depositada por los gerentes del equipo verdiblanco en la capacidad de trabajo de Marcos ha hecho que esté dando sus frutos.

Otro de los responsables en este apartado es Jon Pascua Ibarrola, entrenador de porteros del Real Betis Balompié. Un hombre que tiene ganada a la afición bética gracias a su gran trabajo, donde es un referente. Tiene a los dos porteros del equipo enganchados y a un nivel altísimo, algo que no se veía en el club desde hace años.

Todas estas razones vienen acompañadas del gran trabajo que ejercen los futbolistas para estar a tono en cada encuentro y, además, de la buena relación que hay en el vestuario con los preparadores y entre los propios jugadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *