Actualidad

Falso nueve, ¿alternativa o realidad?

El Real Betis disputó este domingo el encuentro referente a la vigesimocuarta jornada de LaLiga, frente al Alavés, con una novedad táctica. Quique Setién optó por una variación en su sistema habitual de cinco centrales situando a Lo Celso en la punta de ataque como falso nueve.

Una decisión que al principio pasó desapercibida pero con el paso de los minutos se vio como se plasmaba sobre el terreno de juego. El talentoso centrocampista argentino que fue delantero por un día ― aunque, quién sabe si se repetirá ― estuvo acompañado por Jesé y Diego Lainez. Ambos recientes fichajes y situados en banda a pierna cambiada para buscar diagonales.

Pero, ¿el sistema con falso nueve fue un hecho puntual o se repetirá con regularidad? Esta pregunta solo la puede responder el propio entrenador, pero vamos a analizar qué cambió en el Real Betis durante el encuentro de ayer.

Aportación en el juego

Quique Setién ha diseñado un equipo que disfruta con el balón en los pies, que se siente cómodo haciendo correr a los rivales y que intenta defender el menor tiempo posible. Pero en el caso del delantero en el Real Betis, su aportación en el juego es totalmente contraria. Presiona a los centrales en vez de atacar y apenas participa en la elaboración.

Loren realiza una media de 11,8 pases por encuentro en competición doméstica y Sergio León una cifra aún menor: 6 por partido. Unos números que confirman lo que cualquier bético sospecha desde el estadio, el papel del delantero es testimonial.

Sin embargo, durante el día de ayer Lo Celso, situado en punta, realizó un total de 40 pases con un 90% de acierto. Demostrando lo significativa que puede ser la aportación de una posición en función del futbolista que la ocupa.

Además el Real Betis se sintió más cómodo que en anteriores encuentros, consiguiendo alternativas para la salida de balón y ataques más dinámicos con constantes apoyos generando dudas a los centrales que aprovechaban Lainez y Jesé a sus espaldas.

Sin referencia arriba

El hecho de situar a un centrocampista como principal arma de ataque del equipo evidenció la falta de una referencia para rematar los centros laterales. Tanto fue así que durante los primeros 63 minutos, hasta la entrada de Sergio León y Loren, el Real Betis solo había realizado 6 centros laterales sin que ninguno de ellos encontrara rematador.

Una estadística que cambió por completo tras la entrada de los dos delanteros béticos, que en media hora realizó un total de 9 centros.

Para plasmar la poca presencia en el área rival, nos hemos aferrado a los mapas de calor de los tres futbolistas en la posición de delantero. En el caso de Lo Celso, el gráfico es del encuentro ante el Alavés y en los otros dos de la media de la temporada.

Es evidente la poca presencia del argentino en el área rival y la aportación en tareas de creación, además de su mayor participación del juego de los verdiblancos.

Datos que combinados con la aportación de Lo Celso en este nuevo rol demuestran que la apuesta salió bien y que no sería de extrañar que el entrenador cántabro optase por repetir la misma fórmula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *