Tras el partido del pasado domingo que enfrentó al Real Betis Balompié y a la Real Sociedad, el pitido final dejó uno de los momentos más emotivos de Marc Bartra desde que aterrizara en Sevilla.

El jugador nacido en Tarragona después de la victoria en el Benito Villamarín, nos recordó que mas allá del resultado y lo que pasa sobre el césped, el fútbol es un deporte que regala momentos maravillosos.

Todo comenzó en la red social Twitter, donde se veía a una niña pequeña ilusionada con la camiseta del jugador y una pancarta donde se la pedía. Este tweet llegó al propio Marc, quien prometió que si la veía entre todos los aficionados del estadio le regalaría la elástica.

 

 

Y tras el pitido final, el fútbol quiso que la pequeña cumpliera su sueño. El defensor pudo verla entre los mas de 47.000 espectadores que acudieron al encuentro, e hizo real su promesa. Una foto y su camiseta fueron los regalos que el zaguero hizo a la aficionada, quien se vio profundamente emocionada (no es para menos) de tener cara a cara a su ídolo y que tuviera ese detalle tan banal y tan poco habitual en el deporte. Una lección de humildad que se ha hecho viral en redes sociales, donde los usuarios se deshacen en elogios hacia el futbolista bético, quien ha demostrado ser un referente tanto dentro como fuera de la cancha.

Aquí dejamos el vídeo del momento citado.

Y es que a veces se nos olvida que el fútbol son mas que goles y títulos. Solo con un gesto tan sencillo con un aficionad@ como una simple foto o una camiseta hace que este deporte, donde algunos solo ven 22 jugadores y un balón, se convierta en un estilo de vida.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. grande bartra gran fichaje gran persona… acierto. pleno… bueno bonito barato

Deja un comentario