El enfrentamiento ante el Dudelange, con muy poco de intrascendente

[adinserter block=”1″]

Van terminando las jornadas de fase de grupos de la UEFA Champions League y ya se van determinando los equipos con más renombre de Europa que van a jugar la UEFA Europa League por haber quedado terceros de sus respectivos grupos y no haber conseguido la clasificación a octavos de la máxima competición continental.

Tras completarse los partidos del primer día, correspondiente a la última jornada de la fase de grupos de la Champions, ya tenemos varios equipos potentes que van directos a los dieciseisavos de Europa League.

Brujas, Inter de Milán, Nápoles y Galatasaray fueron los equipos que en el día de ayer certificaron su tercera posición y que estarán, por tanto, el en bombo de los cabezas de serie. A ellos podrían unirse hoy el Benfica (que ya es matématicamente tercer clasificado de su grupo), Lyon, Shakhtar y Hoffenheim, que se juegan la tercera plaza de su grupo, Viktoria Plzen o CSKA Moscú que también buscarán conseguir esa tercera plaza, y el Valencia, que ya matemáticamente es equipo de UEFA Europa League.

Viendo el potencial de todos estos grandes equipos, se hace prácticamente impensable que el cuerpo técnico y los jugadores del Real Betis Balompié dejen pasar la oportunidad de quedar primeros de grupo y evitarlos en el sorteo.

Por ello, el partido de mañana ante el Dudelange puede ser muy importante y decisivo para marcar el futuro del conjunto verdiblanco en competiciones europeas, donde no conseguir la victoria por una relajación podría significar perder el primer puesto de grupo, pudiendo enfrentarse así a uno de estos colosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *