Actualidad Club

El beticismo del atleta italiano Mazzette

El Real Betis Balompié, ha demostrado a lo largo de su amplia historia, que es un club capaz de desprender una simpatía fuera de lo común al resto de entidades deportivas. Dentro del territorio nacional español, además de ser uno de los clubes con más masa social, también ha demostrado  ser el “segundo equipo” por excelencia de muchas de las aficiones.

Lo cierto, es que la pasión por las trece barras ha calado hondo fuera de nuestro país, uno de los últimos casos en unirse al encanto del equipo de la avenida de La Palmera, es el atleta paralímpico italiano, Giovanni Mazzette, el cual se ha dejado ver en los aleñados del estadio Benito Villamarín en diferentes ocasiones acompañado de su bufanda en la muñeca como cualquier aficionado más, asistiendo incluso a infinidad de encuentros.

El atleta nacido en la localidad de Sassari (Cerdeña, Italia) llegó a Sevilla tras solicitar la famosa beca Erasmus en la cual se comprometió a terminar sus estudios en la Universidad de Sevilla. Aterrizó a mediados del mes de septiembre de 2017 en el Aeropuerto San Pablo. Cuando tan solo llevaba dos semanas en tierras sevillanas decidió visitar el estadio del Real Betis, en la victoria por 4-0 ante el Levante: “Fui al estadio porque un amigo me propuso el plan, sinceramente no me esperaba un ambiente así, me enamore desde el primer momento” afirmó emocionado el italiano.

Su primera visita al templo verdiblanco no quedó ahí, cautivado por las trece barras, se aprendió el himno, y con la ayuda de sus amigos béticos, algunos de los cánticos mas míticos que la parroquia entona en las gradas cada fin de semana. El sardo incluso fue a previas y festejos, como la del famoso derbi del 3-5, en la cual estuvo despidiendo al equipo en el hotel con véngalas y cantando como si se tratase de un aficionado bético más poco antes de que la plantilla verdiblanca saliese con destino Nervión. Hasta el día de hoy, el campeón italiano de 2016, suma cerca de una decima en visitas al Benito Villamarín.

En términos profesionales, Gio, fue campeón de Italia en 400 metros, lo que le valió una clasificación al europeo de Grosseto 2016, donde acabó clasificándose para la final. Obtuvo el séptimo puesto de Europa en dicho campeonato paralímpico. Durante su estancia en Sevilla, Mazzette realizaba los entrenamientos que le facilitaba la preparadora de su club, el atlética L’aquila en el polideportivo San Pablo.

Giovanni Mazzette también se contagió de la rivalidad con el otro equipo de la ciudad: “A mis amistades palanganas, como me gusta llamarles cariñosamente, les canto la canción de decían los payasos. Ellos me decían que me habían comido la cabeza”. El paralímpico tiene una peculiar carrera en FIFA 19: “He empezado hace unas semanas un Modo Mánager en FIFA, pero hemos empezado mal, menos mal que en la realidad estamos arriba”, comentaba entre risas. Otro caso más que muestra que la pasión por el Betis, no pierde fuerza por kilómetros, mostrando ser así un sentimiento que engancha y traspasa fronteras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *